Zapatos viejos.

zapatos

Unos zapatos tirados

en un páramo cualquiera

tienen la melancolía

de todos los abandonos.

Llevan restos en sus plantas

del polvo de los  senderos

y el barro de las callejas.

Sus recuerdos son sus huellas

convertidas en caminos

y de su dueño les queda

la horma de su vaciado

y el trajín de sus pisadas

en los días de faena

y  en noches de luna llena.

Boquiabiertos y torcidos

por soles, lluvias y estrellas

lanzan lastimoso aullido

en un silencio de suelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.