Y entre las olas, sola.

barca1

Fotografía de Juan Sevilla.

http://www.flickr.com/people/juaninda/

Me hice a la mar en un velero

a la busca de sus ojos.

Creí ver sus reflejos

entre las brumas del aire

brillando en el fanal de otros veleros,

en el estrépito de las galernas

y en los oasis de los espejismos marineros.

Tan hermosos  eran que  el cielo

y el piélago tranquilo,

con los matices que la luz prestaba,

por su belleza competían.

Para buscar la libertad

surqué con Espronceda,

cara al viento y revuelta cabellera,

las procelosas aguas de la mar abierta.

Un día cualquiera  hallé  su barca

en luminosa playa azul,

sola,

con las velas rotas,

-¡qué bien lo expresó Lope de Vega-,

pero a pesar del tiempo,

 estaba inmensamente bella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.