Vivir la vida

rayito-de-sol

Dormir es un placer

cuando se está cansado,

un regodeo dar

vueltas  de  madrugada

sobre el límite de la consciencia

y un deleite  que el alba te despierte

con un soplo de plata  en la ventana,

ver sobre la colcha de la cama

monedas de oro que el sol cuela

por las rendijas en los postigos de madera.

Es un anticipo  a cuenta del capital

que supone un nuevo día

para gastar a manos llenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.