Tiempo perdido

cieloemborregado

 

 

 

 

 

 

Busco el lugar dónde se esconde

el tiempo que se pierde.

El otro quedó en los afanes  y las cosas.

Donde esté el perdido

las musarañas urdirán ficciones  

y en sus techos  habrá

pinturas de querubes extasiados.

Debe de estar cerca de Babia,

con borreguitos saltando  maderos

en las noches en  vela

y nubes blancas en el cielo

que admiraron los ojos del poeta.

Habrá relojes parados con música de  boleros,

inviernos al fuego,

madrugadas al fresco en la plaza del pueblo,

primaveras floridas,

olor a tierra mojada del final de los veranos.

También debe de  haber besos  y abrazos,

frustrados  cuando el tiempo era deseo

y no un reloj martilleando.

Allí será  todo muy  bello…

Un tiempo  sin usar,

perdido y hallado para  perderlo de nuevo.

 

 

2 respuesta a “Tiempo perdido”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.