¿Por qué lloras, mujer?

mujerllorando

Obra de George B. Art

Anoche la vi  llorando,

y era estampa tan  hermosa

que su cara parecía

una virgen dolorosa

de Martínez Montañés.

Siempre la creí dichosa

y me produjo extrañeza

ver esa cara de rosa

con dos gotas de rocío.

resbalando silenciosas

por tan delicada piel.

¿Por qué estás tan pesarosa?

¿A qué viene esa tristeza

de quebrada mariposa

si te sobran los  motivos

para sentirte orgullosa

de la cabeza a los pies?

Como cierva lastimosa

en el campo abandonada

me respondió cabizbaja:

La vida fue generosa

con mi cuerpo de mujer,

más la pasión caprichosa

arrastró  mi corazón

por las sendas escabrosas

del querer y no poder

y, aunque sé  que ya es de otra,

yo no me puedo olvidar

de los besos de su boca.

Así que ya sabe usted

el  porqué de esta zozobra

que me está volviendo loca.

 

2 respuesta a “¿Por qué lloras, mujer?”

  1. Al estilo de los doblajes más míticos, te diré aquello de “con todos los respetos, señor”, pero sólo con leer las explicaciones que das (no dudo que bien traídas todas ellas, cuidao) ya da todo muuuucha pereza. Y confieso: a mí se me quedaron grabadas dos escenas: la última charla con la mujer y las persecuciones en la nieve: creo que no me he aburrido tanto en un cine desde hacía años. Y mira que he visto pestiños (para mi desgracia), pero Inception tiene momentos insuperables.Como siempre, es mi opinión y vengo en son de paz Saludos,g.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.