Paso a paso.

ceniza

Cada paso que damos en la vida

precipita el terreno que dejamos

por el despeñadero  hacia el  abismo.

Nada permanece  a  las   espaldas,

sólo la nebulosa del olvido.

Allí donde  el trayecto finaliza

nos prestará la muerte sus albarcas

y dejaremos  huellas de ceniza

sobre un erial poblado de mortajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.