Para escribir.

89083_escritor

(A Maribeli Nuar Cabo. Un comentario suyo a una fotografía inspiró este poema)

Mil veces caminante,  una poeta.

Cuando escribas llena  tus sentidos

de emociones y experiencias,

La vida te da  motivos de  alegrías y tristezas.

El placer y el dolor marcan  distancias

entre lo efímero y lo permanente.

Lo dijo Gustavo Adolfo Bécquer:

“Cuando siento, no escribo”.

Se vierte en el papel lo ya sentido,

lo que dejó huellas en la piel del espíritu

y posos en el vaso ya bebido.

En el silencio de bodega vieja,

a solas contigo,

evoca y recrea lo que has vivido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.