Matanzas

manteca

¿Dónde están aquellos días

al calor de la candela

untando el pan con cachuela

y fuera las  nieblas frías?

Entonces tú no sabías

que cuando el tiempo se fuera

volverían  a tu mollera

la manteca colorá,

con la sabrosa pringá 

de la matanza casera.

¡Qué recuerdos, mire usted: 

las chacinas recién hechas

en tan señaladas fechas

y en el techo y la pared,

atienda  vuestra merced:

chorizos y salchichones,

morcillas y chicharrones.

Nuestra edad que era dichosa

aguantaba jubilosa

tan pesadas digestiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.