Las dos Españas.

Carta al diario HOY (14/03/2012)

¡Qué certero estuvo Machado cuando en su premonitorio aviso al españolito que llegaba al mundo le auguraba un corazón helado por alguna de las dos Españas!

Estos páramos recorridos por la sombra siniestra de Caín no logran desterrar de sus dominios la inquina y la vileza.

La creencia de que no hay más verdad en esta tierra  que la  sustentada por cada uno encierra en sí la tozudez, la soberbia y la estulticia de unas mentes entregadas a sus egoístas pretensiones más que al restablecimiento de unas bases sólidas de convivencia. Como ejemplos:

La memoria histórica  convertida en agrio tema de disputa y división  entre los que  defienden que no hay que remover el pasado desenterrando e identificando a los muertos y los que entienden que hay que restituir la dignidad de muchos enterrados en las cunetas.  El juez Garzón, héroe para unos,  villano para otros.

El terrible atentado del 11M, que descuajó la vida de tantos inocentes, ha dividido a los familiares de las víctimas por la asignación de su autoría a ETA o a Al Qaeda.

Curiosamente,  parte de  los que defienden que las muertes que se produjeron en la guerra civil es un tema que no hay  remover, son los pertinaces hurgadores en la dudosa, según ellos,  atribución de  la autoría de la matanza de Atocha, cuando  ya es  cosa juzgada por  la Audiencia  Nacional y ratificada por el Tribunal Supremo.

La corrupción,  que campa a sus anchas por las filas de los dos partidos mayoritarios, se silencia o se le pone sordina cuando les atañe a ellos y se vocea si se produce  en la casa del vecino.

Las pomposas declaraciones de respeto a la independencia judicial y al acatamiento de las sentencias se convierten en dudas e insidias cuando son contrarias a las posiciones  respectivas y se ensalzan si afectan negativamente al  grupo opositor.

La reforma laboral y los ajustes presupuestarios, necesarios e inevitables para unos y un recorte inadmisible de los derechos laborales para otros.

Sobran mezquindad,  odio y avaricia. Faltan grandeza de espíritu  e inteligencia y sobre todo autocrítica,  reconociendo que yo puedo estar algo equivocado y el otro puede tener algo de razón.

 

Una respuesta a “Las dos Españas.”

  1. Buenas tardes.

    Somos una compañía de internet donde publicar es gratis, sencillo y simple. No juzgamos, creemos en usted. Si alguno de los autores de este blog está interesado puede encontrarnos en @bdronebookstore en twitter o http://www.facebook.com/bdronebookstore o en facebook.
    Muchas gracias a los administradores del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.