Haikús para pasar un rato.

IMG_1138

La enredadera

en el rincón sombrío

de la mañana

 

Arde la leña

en el hondo silencio

de las miradas.

En la ribera

anudé el pañuelo

sobre tu pecho.

Yo  te miraba

entre los verdes trigos

de primavera.

No te besé

aquel día de jira

y aún me pesa.

¿Por qué no dices

la verdad que atesora

tu pensamiento?

Yo sí te quiero,

te lo dije aquel día

en la ribera.

Con agua clara

y el olor del romero

el campo es nuevo.

 

No la despiertes

a la alondra en el campo

que el sol se encarga.

 

Oscurecido

tus ojos me parecen

brasa y candela.

Hoy me despido,

que me espera despierta

la madrugada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.