Feliz jubilación, amigo.

 

IMG_9619

 

 

 

 

 

Deleiten tu descanso merecido

al aura   tibia del final  del día

lecturas de Berceo  en armonía

con  grata hamaca de vaivén mecido.

Y con fray Luis, poeta encarecido,

disfruta sin desmayo la alegría

de un  no rompido sueño que quería

no  ver  ceño  severo y afligido.

De leves pies y espléndidos  paisajes

senderos hay ignotos  todavía

para colmar tu afán de peregrino.

Más allá de los montes y celajes

un buen vaso de vino  en compañía

sanará   las fatigas del camino.

2 respuesta a “Feliz jubilación, amigo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.