Fachendoso.

Ezequiel Martín Baró.

(Cuadro de Ezequiel Martín Baró)

Enhiesto,  a guisa  de torero

haciendo el paseíllo,

entra el caballero

de acicalada compostura,

ufano el aire y relamido el pelo.

En calmosa y estudiada pose

observa en derredor a  los presentes

que, infelices,  su dicha no merecen.

De  pitillera de bruñida alpaca

extrae un cigarrillo

y con mechero de destellos áureos

enciende el cilindro de tabaco.

En columpio de gozo complaciente

da una profunda calada

y exhala el abundante humo

 por sus apéndices nasales  y entreabierto belfo.

Acodado en la barra,

¡oh,  pequeño mundo a sus pies postrado!

 demanda  un combinado

de exótico apellido

sin mirar al camarero.

 A solas,

con aquellos, sabrá Dios qué pensamientos,

sonríe despectivo.

2 respuesta a “Fachendoso.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.