El último pasaje

Fotografía de Juan Sevilla.

http://www.flickr.com/photos/juaninda/

 

 

 

 

 

 

 

Restan pocos recodos al sendero

y no sé si el que veo,

cercano  ya al avance de mis pasos,

será el último que arqueo

o no llegaré siquiera a superarlo.

Hacia atrás lo vivido no me sirve

si no es para el recuerdo.

Que sea apacible

el resto del trayecto.

Poco más anhelo

que contemplar las alamedas

y  del cielo el lubricán rojizo,

efímeros placeres, aunque bellos.

En mi bolsillo el último pasaje

de un viaje sin regreso.

Un día cualquiera

parará a mi altura un coche negro

y ocuparé  el asiento que la parca

me tiene reservado

desde el principio de los tiempos.

Se perderá su estela en el paisaje

que yo no veré porque iré dentro.

Otros caminantes, a sol puesto,

andarán los mismos pasos

que yo esta tarde estoy andando

y verán, a principios de febrero,

las  flores  del almendro.

¡Quién sabe si son ellas

las estelas de los muertos!

2 respuesta a “El último pasaje”

  1. Para este viaje que ya comenzó y que inexorable sigue, ya sabes lo que nos dijeron: «como los hijos de la mar». Así debe ser, y que nos quepa la satisfaccion de quedarnos aquí como gen, como flor, como semilla, como recuerdo…
    (Excelente foto de Juan)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.