El periplo

Johannes-Hermanus-Barend-Koekkoek-Sailing-The-Stormy-Seas-S

Johannes Hermann Barend Koekkoek, Navegando por mares tormentosos

Con  jarcia escasa y ajadas velas

voy surcando los mares de la vida.

No faltan  vendavales ni galernas

en esta procelosa travesía.

Tibias auras a veces aligeran

el duro discurrir de las faenas.

Hay también  tristes días

de tirar por la borda  la alegría,

pero un  rayo de luz,

una mano sobre el hombro amiga

me ayudan a seguir con la porfía

de remar contra el viento y la marea.

Momentos como éste,

sentado en el otero que domina

la extensa llanura y la arboleda,

son oasis de miel y de ambrosía.

Por esto, por mis  hijos y  por ti

es más  más llevadero este periplo

que más cercano al fin

recalará en el puerto de partida:

el olvido, de donde provenimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.