De compras.

 faro

Aquí en el Faro esperando

 a que acaben las mujeres

 sus labores mercaderes

 de tienda en tienda comprando.

 Hay otros más aguardando

 con caras de sufridores

 al pie de los surtidores

 de la fuente iluminada.

 ¡Ya está la espera acabada!

 piensas cuando con sudores

 las ves  de lejos venir   

 hasta las cejas cargadas

 con marchas aceleradas.  

 Te volviste a confundir  

 si  ese fue tu discurrir

 al ver de pronto su vuelta.

 Se debe a dejada y  suelta

 de una primigenia  entrega

 para seguir en la brega

 con disposición  resuelta.

 

Comentarios a través de Facebook - El Blog de Juan Francisco Caro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment validation by @